Inicio DEPORTES CICLISMO Cómo identificar caminos y senderos transitables (y cómo saber cuáles son prohibidos)

Cómo identificar caminos y senderos transitables (y cómo saber cuáles son prohibidos)

0
Cómo identificar caminos y senderos transitables (y cómo saber cuáles son prohibidos)

A la hora de realizar una ruta de bicicleta de montaña por el campo es muy frecuente que tengamos dudas sobre si ciertos caminos son adecuados para la práctica del ciclismo o si, por el contrario, tienen prohibido el paso a ciclistas.

En muchos casos estas incidencias no están señalizadas debidamente. Es frecuente que, en nuevas rutas de bici de montaña por zonas desconocidas o tras un desvío erroneo en un recorrido, te encuentres perdido y con caminos que no conocías y tengas dudas sobre si estará prohibido su paso.

Existen varias herramientas que te permitirán salir de este atolladero y saber si la pista, camino o sendero se puede atravesar en bicicleta. En este artículo queremos darte una serie de instrucciones y consejos básicos para saber identificar los senderos y caminos aptos para recorrer en bicicleta de los que tienen prohibido su paso. Pero antes hay que hablar de un factor muy importante a la hora de afrontar cualquier ruta de mountain bike por el monte: el de la previsión.

Aplicaciones para consultar y descargar rutas

Aplicación strava.

Antes de lanzarte a hacer una ruta de mountain bike nueva o por senderos de montaña complicados, generalmente aislados y poco frecuentados por personas, es imprescindible organizar la ruta con antelación.

Esto implica hacerse con el track de la ruta y estudiar los caminos en aplicaciones de navegación como Google Earth, Google Maps, Wikiloc, Strava o Komoot, las más usadas y extendidas por bikers de todo el mundo (aunque hay muchas más y también gratuitas como Routes). También es recomendable ayudarse de un dispositivo GPS que pueda cargar ese recorrido o track y dar instrucciones de navegación en tiempo real, ya sea con el propio móvil o con un dispositivo externo (de Garmin, Polar, Sigma, etc).

No hace falta contar con un dispositivo de última generación para tener navegador en tu bicicleta y evitar perderte por el campo. Con aplicaciones de fácil uso y miles de rutas cargadas por sus usuarios, como las citadas Wikiloc y Komoot, es posible.

Ambas cuentan con función de navegación, la última de ellas mediante voz, por lo que ni siquiera es necesario llevar el móvil instalado en el manillar para ver el mapa. Pero para tener operativa la función de navegación deberás descargar la versión Premium de ambas.

En la página web del SIGPAC puedes buscar el tipo de propiedad de los caminos y zonas por las que quieres salir a rodar en bicicleta

Ten en cuenta también que muchas rutas de los usuarios tienen algunos errores y no están actualizadas. Antes de descargarte el track revisa bien la fecha de publicación de la ruta y lee bien la descripción de la misma, por si el autor indica alguna incidencia sobre el trazado que sea importante conocer.

Aparte de las aplicaciones móviles mencionadas, que te puedes descargar bien en la Play Store de Google o en la App Store de Apple (iPhone), está la opción de hacerte con un ciclocomputador con función de navegación. La inversión es mayor, aunque conlleva más ventajas como su tamaño más compacto y la mayor precisión a la hora de dar indicaciones sobre el trazado.

Herramientas para saber si un camino es privado o público

camino de montaña

Además de rodar con un dispositivo GPS, deberás cerciorarte de qué tipo de terrenos atraviesas y la titularidad de los caminos. Es posible que algunas de las zonas de monte estén protegidas. O sean cotos intensivos de caza con caminos cortados en temporada de veda abierta (de octubre a febrero, principalmente).

Son detalles muy relevantes que es importante conocer para evitar problemas con los propietarios de las fincas y posibles multas. Un método rápido para saber si alguno de los caminos de la ruta son privados o públicos es consultar previamente la web del SIGPAC, donde podrás buscar en un mapa interactivo las diferentes fincas o parcelas de la zona y el tipo de propiedad de terrenos y caminos.

La consulta previa en el SIGPAC o en la web del Catastro de la titularidad de los caminos será muy útil, no sólo para evitar multas o disputas con los propietarios sino también para parar posibles abusos de éstos, como por ejemplo que esté señalizado como privado un camino que es de uso público. De ser así, es conveniente hacer fuerza con clubes y asociaciones de ciclistas o senderistas de la zona y denunciar estas prácticas que son ilegales.

No obstante, por lo general no son prácticas muy habituales y lo normal es que los caminos privados estén bien señalizados y vallados para evitar la entrada de los ciclistas. Suelen ser siempre señales informativas cuadradas con la prohibición escrita, puertas metálicas cerradas o cadenas gruesas con alguna señal circular de prohibido el paso.

Las señales de coto privado de caza no implican la prohibición de pasar en bicicleta por sus caminos

Por otro lado, en caso de que encuentres una señal de coto privado de caza el paso por el camino estará permitido siempre que no se indique lo contrario con otra señal. Eso sí, deberás atravesar el coto manteniéndote siempre dentro del camino y sin rodar por el terreno colindante, que no es público.

Caminos ciclables en reservas y parques naturales

Vista aérea de ciclista en bicicleta de montaña

En el caso de espacios naturales protegidos, ya sean parques regionales, naturales o nacionales, el tránsito de las bicicletas por los senderos está limitado a los señalizados como tal, ya sea con indicaciones de colores en árboles o piedras y señales.

Generalmente está prohibido desviarse de estos senderos, delimitados de esta forma con el objetivo de preservar la flora y la fauna de la zona. Asimismo es posible que haya limitaciones de velocidad o prohibiciones para determinados tipos de bicicleta, como las eléctricas.

Un reconocimiento previo de la ruta y el repaso de las normas del parque será muy útil en este tipo de casos, además de intentar encontrar información sobre el estado de los senderos y de si éstos son practicables para una bicicleta. En este sentido, apps como Wikiloc funcionan como una especie de foro online o red social donde hay comentarios sobre la ruta de los usuarios, detallando estas incidencias.

Existen muchos casos en España de rutas diseñadas para senderistas, cuyos caminos por el estado del firme o la pendiente son impracticables para una bicicleta de montaña. Atravesarlas en bicicleta no es una práctica recomendable. Además del peligro que supone la irregularidad del terreno, la estrechez de la senda o la pendiente, existe riesgo de atropello a senderistas.

Compártelo