Inicio DEPORTES BASQUET Chuck Cooper, el hombre que cambió la historia del básquet

Chuck Cooper, el hombre que cambió la historia del básquet

0
Chuck Cooper, el hombre que cambió la historia del básquet

Charles Cooper, conocido como Chuck, nació en Pittsburgh a fines de septiembre de 1926 y desde chico comenzó a destacarse como jugador de básquet. En su juventud, previo a llegar a la NCAA, fue la estrella del High School de Westinghouse. Una vez que se hizo universitario, se destacó en Duquesne y West Virginia State.

Su capacidad de liderazgo y sus condiciones lo hicieron erigirse entre sus compañeros, siendo el capitán y uno de los líderes en ambas universidades. Esta situación lo llevó a posicionarse de cara al draft de 1950, en el cual fue elegido por Boston Celtics en la posición 14 de la segunda ronda.

Red Auerbach había hecho su trabajo, scouteo al jugador e hizo historia: fue el primer jugador negro en ser elegido en el draft de la NBA. Pese a eso, Cooper no fue el primero de color en debutar, hubo otro que lo hizo antes que él. Lo que si es cierto, que el oriundo de Pensilvania rompió las barreras racistas que hasta ese momento dominaban la mejor liga del planeta.

Pero no fue una situación fácildespués del draft, uno de los directivos de los Boston dijo: “¿No saben que Chuck Cooper es afroamericano?'», relató la leyenda de los Celtics, Bob Cousy. En respuesta, el dueño de los Celtics, Walter Brown, dijo que no le importaba si Cooper tenía «rayas, cuadros o lunares». «Todo lo que sé es que el chico puede jugar baloncesto y lo queremos en los Boston Celtics», explicó Brown.

En sus primeros cuatro años de historia, la NBA solo había sido protagonizada por personas de piel blanca: jugadores, entrenadores y árbitros. La llegada de Cooper y otros jugadores más, rompió el molde y pese a que sufrieron discriminación, abrieron un camino en la mejor liga del planeta, porque los afrodescendientes rápidamente comenzaron a tomar preponderancia y por condiciones físicas, se impusieron y le dieron mayor brillo y vistosidad a la competencia.

Según comentó ESPN, Cooper sufrió mucho fuera de la cancha, a menudo tenía que quedarse en un hotel diferente o comer en un restaurante distinto al de sus compañeros de equipo debido al color de su piel. Una vez en Carolina del Norte, no se le permitió quedarse en el hotel del equipo, por lo que tomó el tren de regreso a Boston con Bob Cousy que lo acompañó.

Cooper jugó siete temporadas en la NBA, las primeras cuatro fueron en Boston Celtics, luego jugó dos con los Hawks, la inicial con sede en Milwaukee y la segunda, en Saint Louis; y se retiró en Fort Wayne Pistons. Jugó más de 400 partidos en toda su carrera en la mejor liga del planeta, con números de un jugador regular.

Falleció en el 84 por un cáncer cuando tenía apenas 57 años. En 2019 fue incluido póstumamente en el Salón de la Fama.

Sin dudas que el gran legado que dejó Chuck Cooper en la NBA fue la de haber abierto una puerta, la de romper una barrera y que, a lo largo de la historia, se hizo muy importante porque fueron los jugadores negros los que dominaron la competencia.