Inicio DEPORTES CICLISMO Pura montaña promete La Three Trees Epic a correrse hacia el Champaquí en enero del 2022

Pura montaña promete La Three Trees Epic a correrse hacia el Champaquí en enero del 2022

0
Pura montaña promete La Three Trees Epic a correrse hacia el Champaquí en enero del 2022

Después de tres intentos truncados por la cuarentena, por fin se pudo vivir el pasado domingo 10 de octubre en la localidad cordobesa de La Cumbre una nueva edición del Desafío al Río Pinto.
Para contarte lo que fue este evento, queremos arrancar esta nota con una historia que puede ser la historia de, al menos, dos tercios de los participantes de esta carrera. Y para seguir, las historias de algunos de los que ponen todo de sí para llegar a lo más alto del podio.

Ciclismo por placer
Matías Foa tiene 46 años, es de Buenos Aires y corrió su cuarto Río Pinto. Su mejor marca había sido de 4 horas, la última 4 horas y 18 minutos.
“Después de padecer un último Pinto en 2019 por haber ido sin entrenar: ‘Total doy la vuelta a mi ritmo’, volvimos con la banda a correr la dos veces postergada última edición. Esta carrera es para muchos, entre los que me incluyo, la excusa perfecta para pasar un fin de semana con los amigos que da el ciclismo, compartir cabaña, ‘cuidarse para la carrera’ y esperar el ansiado asado del domingo por la noche.
Esta vez, a fuerza de pandemia, la largada estuvo muy bien organizada, en tres puertas distintas, partiendo por tandas las categorías más numerosas y evitando el tumulto de todos los años. Y nuevamente volver a disfrutar todo el camino, bien rápido hasta la entrada a San Marcos Sierra, donde nos esperaban con una banda de percusión para dar aliento al comienzo de la subida al Mirador. Acá es donde siempre prometo para el año que viene no saltar la planificación, ir al gimnasio y tantas cosas más, pero bueno, al fin y al cabo esto lo hago por placer y por el asado del domingo.
Te empiezan a cruzar los amigos más rápidos y cruzás a los más lentos; más alientos y a apretar que falta poco, que los últimos 10 kilómetros son interminables.
Ver que faltando cinco kilómetros ya estás en tiempo de tu mejor marca no es nada agradable, pero la cuenta es fácil: si no entrenás no la bajás.
El último tramo al lado del terraplén ya estoy pensando que es la última vez que la corro, pero la idea solo dura hasta la llegada, porque una vez que baja la bandera ya estás pensando en el Pinto que viene… y en el asado con la banda.”

Los ganadores
La carrera se definió en un picante sprint entre Catriel Soto (Team Volta) y Nicolás Tivani (Team Trek), en el que el corredor de Trek resultó ganador.
Después de tantos revuelos respecto de los controles antidoping que hubo en el Desafío del 2019, cabe destacar que este año la organización hizo una vez más hincapié en que se llevarían adelante controles mediante sorteo. El ganador de la general no quedó entre los sorteados, pero es importante aclarar que tiene pasaporte biológico (para entender bien de qué se trata leé esta nota: https://biciclub.com/que-es-el-pasaporte-biologico-2/), lo cual asegura que corre limpio.

“Se dio una competencia que en parte me favoreció —nos dijo Tivani—. No quise arriesgarme mucho en la bajada, que fue donde se adelantó Catriel. Luego empecé a atacar con otro chico, el que salió tercero, momento en que Catriel nos llevaba unos dos minutos. Antes de entrar al Mirador ya lo lográbamos ver, que fue cuando impuse mi ritmo. Antes de que coronásemos logré alcanzar a Catriel, mientras que el chico que venía conmigo se rezagó un poco, pero luego en el Perilago nos alcanzó una vez más. Así fue que nos pusimos de acuerdo con Catriel para ir tirando entre los dos. Y ya faltando 5 kilómetros nos alcanzaron Facu Pérez Costa, Efraín Tolosa y Matías Baudino. Yo lo probé un poco a Catriel, para ver como venía, y luego le consulté Facu como venía para el sprint, ya que aclaro que yo venía para darle una mano él, pero me dijo que no venía con la fuerza suficiente. Así fue que llegamos a la definición con Catriel, lo cual significó quedarme con una victoria que uno no se imagina…”

En cuanto a las damas, una vez más lo hizo en el Pinto Yesica “Chiquita” Cantelmi (Team Trek), también dos veces campeona de la Vuelta Altas Cumbres. Una gran ciclista, fuerte, luchadora y una trabajadora excepcional. La pampeana tiene una hija de 10 años, es ingeniera agrónoma y trabaja en el Servicio Nacional de Seguridad Animal (SENASA), además de entrenar arduamente para desarrollar su pasión deportiva.


“Venía muy tranquila, sabía que había trabajado bien y que llegaba en buenas condiciones. Haber ganado en Altas Cumbres y que luego se haya pospuesto el Pinto me dio un respiro, pero no aflojé, simplemente bajé un poco la intensidad de entreno.
También con muchas rutinas, de acá para allá a las corridas: volvió la carga laboral, ocuparme de mi hija, llevarla y buscarla en el colegio, llevarla a baile, ir a mi terreno, donde me estoy haciendo mi casita… Son muchas cosas, pero es gratificante porque todas me gustan, y con esa energía fui a Pinto, con el deseo de poder lograr dos grandes en un mismo año. Fui con ganas y actitud.
El team Trek fue lo más, estamos muy unidos, pude disfrutar mucho con ellos y, como nunca, viajar el miércoles para poder hacer dos reconocimientos del circuito, primero hasta el Pinto y luego la parte final. Me probé en la subida después de las lajas y me sentí bien, hacía mucho que no trepaba en la montaña, y eso me dio muchas pilas, confianza y calma.
En cuanto a la carrera, mi estrategia era ir tranquila y no gastar nada hasta el Mirador por lo menos. Bajé bien las lajas, como siempre, esperé al grupito de chicas que venía conmigo, ninguna quería gastar nada, así que iban atrás mío o alguna tiraba pero iba tranquila. Yo sentía que iba re bien, con los pulsos súper bajos.
Antes de San Marcos me pasaron los de Elite, así que me les puse a rueda como hice en la edición anterior, navegué muy bien con ellos. Así quedamos unas cinco, hasta que Maldonado impuso un ritmo. Decidí seguirla, pero al rato me pareció que era mejor no atacar, porque ese ritmo era muy fuerte para estar en la mitad de la carrera. Así que seguí tranquila con el resto de las chicas e hicimos todo el Mirador juntas.
En la bajada encaré primero, para marcar el ritmo, y ya entrando en la calle del perilago me pasó un chico de Elite (Leo Vittor), así que me puse a su rueda y vi que las chicas quedaban atrás. Entonces le dije: ‘Mirá, cortemos, yo te ayudo pero vamos los dos’. Así que seguimos a ese ritmo, subiendo un poco más fuerte, poniendo todo, sufriendo. De pronto Leo me dijo: ‘Ya está, ya cortamos’, a lo que le contesté: ‘No, tenemos que seguir’. Luego me tomé un gel y encaramos la parte final, que ya había recorrido el viernes. Y así seguimos, tirando él y tirando yo, y fuimos pasando varios chicos de elite, lo que lo entusiasmó. En un momento medio que se quedó y lo esperé un poquito, pero seguimos juntos y nos fuimos alentando uno al otro para poder llegar.
Fue una hora y media terrible, en que lo di todo, pero trajo sus frutos. Fue emocionante ver a la gente gritando y dándote el aliento. Y la llegada fue increíble, vinieron dos amigos míos de La Pampa de sorpresa, fue todo perfecto y estoy muy contenta de repetir el triunfo y lograr esto que quería: haber ganado dos grandes en un mismo año.
Ahora, pensando en lo próximo, que es Vuelta a la Calamuchita, que nunca la pude ganar, y la Vuelta a la Sierrita, que si ya vengo ganando varias veces y voy siempre invitada desde que se empezó a hacer, pienso disfrutar, tomándome unos días con mi hija. Muy agradecida con Daniela (Donadío) y todos los sponsors que hacen posible que estemos en todos estos eventos.”

De la ruta al rural con tan solo 15 años
Fabrizio Crozzolo (Team Raleigh), de Puerto Madryn, Chubut, con tan solo 15 años es campeón argentino de contrarreloj y hace tres semanas corrió el Campeonato Argentino de Pista en Córdoba, en donde resultó 3º en persecución individual y por equipos y subcampeón de las vueltas puntuables. Hace 4 años que corre y hace dos que entrena “bien y parejo, con un entrenador”. Su pasión por la bici nació viendo a su papá, al que le pedía salir a pedalear cuando volvía de sus entrenamientos. Este mismo año se incorporó en el Team Raleigh y le propusieron animarse a su primer Pinto, en el que salió 3º en pre-juvenil.

“Fue una carrera que disfruté mucho desde el principio hasta el final. Muy lindo el circuito, lindo el clima. La gente muy buena, todos alentaban. Y la verdad es que mi carrera fue muy buena. A partir de los 45 km, en la subida del Mirador, arranqué para darlo todo, pasando algunos juveniles y pre-juveniles, ya que en la bajada había perdido bastante tiempo. Como yo vengo de la ruta no bajo muy fuerte y no tengo la experiencia como para arriesgar ahí.”
Por el momento Fabrizio seguirá luciéndose en la ruta, que es donde se siente cómodo y seguro, pero en charla con Biciclub nos confesó que eso de “embarrase y ‘cruzar charcos’ le gustó mucho”.

El poderoso y multitudinario Team Venzo
Con 45 integrantes, el Team Venzo es el equipo de ciclismo más grande de la Argentina, que acumula presencias y recoge triunfos a lo largo y ancho del país. Y como era de esperar, no podía ser menos en Río Pinto. Entre todos los que corrieron, les presentamos el testimonio de dos de ellos, ambos ganadores en sus categorías.

Franco Alveroni, de Oncativo, Córdoba, corrió en la categoría Máster A2.
“Desde que me levanté sentí que estaba muy bien. Largué prioritario, ya que había ganado la Revancha en su última edición. Enseguida me acomodé adelante, en los primeros lugares. Me la jugué a bajar rápido en el Cuchi Corral, pero no pude hacer la brecha. Llegamos muchos de la categoría hasta la base del Mirador. Ahí pude subir a ritmo y se hizo una selección, hasta que quedamos pocos. Faltando 8 kilómetros más o menos, en la última cuesta, saliendo de San Esteban rumbo a La Cumbre, me la jugué, escapándome hasta la llegada.
En esos últimos kilómetros pensaba en todo lo que había hecho para estar ahí; miré atrás y vi que ya no venían. Todas esas sensaciones de felicidad que te llenan el cuerpo hacen que pedalees con todas las fuerzas. Llegué a la meta con los brazos en alto y emocionado. Ahí me esperaba Ariel Arnaudo (el jefe del equipo) con un abrazo.
Un fin de semana soñando para mí.”

En otro momento decisivo de la carrera, la salteña residente en Tucumán Florencia Ávila se coronaría primera en Damas Elite, luego de haber ganado hace menos de un mes la general femenina del Desafío de las Nubes en Salta.


“Llegué el viernes, ya que teníamos una salida de Chicas Venzo, actividad que consistió en salir a pedalear con cualquier chica que quisiera sumarse a pedalear un tramo de la carrera. Me venía bien, ya que no pude viajar antes a probar el circuito y esta era mi segunda vez corriendo Pinto. Esa salida fue un espectáculo, la pasamos muy bien, vinieron muchísimas chicas, hubo sorteos, estuvo buenísimo y logré relajarme.


Ya el sábado teníamos fotos y presentación del equipo y ahí sí me empezaron a surgir los nervios, sobre todo porque esto no es mi especialidad, yo soy del cross country, que es para lo que me vine preparando últimamente. De hecho hace dos semanas corrí el Argentino de XCO, fecha para la que realmente me preparé… Sumando el elemento de que este año se juntaron todas las carreras en poco tiempo. Así que no sabía cómo me iba a ir en una carrera de más de tres horas, para la cual no me pude preparar especialmente. Pero finalmente llegó el domingo y ahí estaba lista para largar en Damas Elite.
Largamos en pelotón, empezamos a tirar con otra chica con la que nos íbamos turnando, pero nadie más nos quería ayudar (jaja), así que en la bajada nos escapamos un poco, luego quedé yo sola, tirando de un pelotón de unas cuatro chicas más, hasta que llegamos a la subida, donde me pude desprender. El resto lo hice prácticamente sola, lo cual me pasó factura en los últimos 10 kilómetros, cuando ya me sentía bastante cansada, no veía la hora de terminar. Ese último tramo lo hice con la cabeza, el corazón y las ganas de terminar, porque no daba más. Pero a pesar de esto llegué primera en mi categoría y 11ª en la general.
Estoy conforme y pude disfrutar mucho con el equipo el fin de semana. Agradezco todo lo que nos dieron para sentirnos bien, ya que eso te hace sentirte valorada. Todo el equipo logró muchos podios en todas las categorías, lo cual también me pone muy contenta.”

Galería de fotos: ubice.com.ar (si corriste y querés tu foto entrá a la web)