Inicio DEPORTES CICLISMO Alvaro Macías se consagró campeón del Abierto Argentino de XCO realizado en Catamarca

Alvaro Macías se consagró campeón del Abierto Argentino de XCO realizado en Catamarca

0
Alvaro Macías se consagró campeón del Abierto Argentino de XCO realizado en Catamarca

Antonella Leonardi ya venía cosechando títulos de campeona nacional en diferentes especialidades, pero este último fin de semana, en el Campeonato Argentino de pista Elite que se disputó en Mendoza, no sólo logró un nuevo título sino que además consiguió el récord nacional para la prueba de persecución individual, con un tiempo de 3m 54s 986.
Tras la obtención del oro en la especialidad en 2019, Antonella se puso como objetivo crecer en esta modalidad de pista y empezó un largo camino en el que más allá de la llegada de la pandemia, la cuarentena y la cancelación del Nacional en 2020 siguió apostando y buscando la mejora permanente.

El argentino del 2019
“En 2019 corrí el Argentino y gané el scratch y la persecución por muy poco margen. Si bien los resultados fueron buenos, el tiempo de preparación fue corto, porque había estado enfocada en representar al país en los Juegos Parapanamericanos de Lima”, recordó Antonella, que además de ciclista y miembro de la Selección Nacional es licenciada en nutrición, motivo por el cual suele tener una agenda muy exigente día tras día.
“A partir de ahí aposté a largo plazo. Le dediqué mucho tiempo al entrenamiento de fuerza, incluso durante la pandemia nunca dejé de entrenar y cuando pudimos volver a salir retomé los entrenamientos en la ruta, alternando con 2 o 3 días de pista por semana y a eso se sumaron algunas concentraciones con la Selección en Rafaela.”

De Chilecito a Lima
Ya en 2021 su calendario tuvo algunos objetivos intermedios: primero el Campeonato Nacional de ruta en Chilecito, en donde logró una medalla de bronce en la contrarreloj individual, y luego el Panamericano de Pista en Lima (Perú) que terminó siendo toda una aventura, ya que al imponerse nuevas restricciones en Argentina, ella y toda la Selección quedaron varados en Perú y pudieron volver al país en un avión militar.
“Llegué muy bien al Panamericano, pero era mi primera experiencia y eso se notó. No obtuve los resultados que quería, pero sirvió de motivación para seguir trabajando y a partir de mi regreso a Buenos Aires ya pusimos como prioridad la persecución. Mi entrenador, Marcelo Alexandre, diagramó todo: los entrenamientos, las progresiones y con él empezamos a ir 2 o 3 veces por semana a la pista, puse toda mi energía en la persecución.”

El récord nacional
En esta ocasión, en la jornada inicial del certamen nacional logró una medalla de bronce, pero su objetivo era la persecución individual del segundo día. Ahí Antonella puso todo para cumplir con su objetivo. Por un lado el material, en el que hizo una fuerte inversión previa para no dejar ningún detalle librado al azar, y luego su parte para detener el reloj en 3m 58s y pasar a la final por el oro.
“En la clasificación hice un buen tiempo y quedé cerca del récord (N. de la R.: la marca era de 3m 57s 88), pero cometí algunos errores que pude mejorar para la final. Cuando terminé no podía creer el tiempo que había hecho. Di lo mejor de mí, pero se alinearon los planetas y todo salió perfecto. La partida, la elección de la multiplicación, todo estuvo en sintonía, fue sorprendente”, resumió la ciclista de la Asociación Metropolitana, luego de bajar la marca nacional a 3m 54s 986 y dejar atrás el tiempo que regía desde el Campeonato de Mendoza 2008.
“Portar un récord nacional es un sueño y una manera de quedar en la historia del deporte, pero también lo siento como una especie de consagración. Luego de muchos años de insistir, de ganar experiencia, de horas y horas dedicadas a la bici pude conseguirlo. Hace 10 años, cuando corrí mi primera carrera de ruta, no podía imaginar semejante crecimiento.
El balance del campeonato es positivo, creo que no podría haber sido mejor. Lo que se planificó se cumplió. Tener estos premios hace que uno tenga más entusiasmo para trabajar, porque siempre hay consignas para trabajar y todavía queda mucho por crecer en este deporte”. completó Antonella, que ya volvió a su consultorio, pero de reojo sigue mirando para adelante, ilusionada con inscribir su nombre en más lugares de la historia.

Texto: Adolfo Carrizo | Foto: Franco Xavier Videla