Inicio DEPORTES RUGBY CUBA le ganó al SIC una agónica final

CUBA le ganó al SIC una agónica final

0
CUBA le ganó al SIC una agónica final

Probablemente los hinchas de CUBA no quieren ver la repetición. ¡Miren si en una de ésas la pelota entra! La gente de Universitario debe tener todavía las guindas en la garganta y el corazón latiendo de tanta emoción luego de la final del URBA Top 12 que su equipo le ganó 10-9 al SIC, y que será recordada como tantas otras por la agonía del final.

Mirá también

Quizá a nadie le importe a esta altura si se jugó bien o no. Como dicen, y se da fe tras haber visto los 80 y pico de minutos de la definición en el CASI con 8.000 personas compartiendo tribunas sin necesidad de la presencia policial, las finales se ganan, no se juegan lindo. Aunque, de alguna manera, se juegan. Como si fuera un test match, sin regalar nada y con defensas más atentas que ataques sueltos,

Encara ortiz de Rozas (@URBA_ok).

Encara ortiz de Rozas (@URBA_ok).

CUBA ganaba 10-9 producto de un penal y gol de Moroni más el único try del partido, el de Lucas Piña, empujando con los forwards y casi en el mismo sector que le posibilitó a Universitario sacarle la semi a Newman. Por el lado del SIC, la chapa se había movido con dos penales de Arias y uno de Lamas.

¿Lamas? Sí, les suena a los Zanjeros y a Belgrano. Joaquín fue el responsable del tiro del final que le dio al SIC el título del 2019, último antes de éste por una pandemia que no dejó ni comenzar el campeonato 2020. Aquel drop llegó en tiempo extra sobre el ingoal que da a la calle para el 22-19. Esta vez, el SIC atacaba sobre el otro ingoal, el de la pileta del CASI, a los 79 minutos, con apenas uno por jugar, y se venía el replay…

Mirá también

El SIC tenía la posesión con sus forwards y CUBA defendía. Bien defendía Universitario, como había bancado los mauls tras el line con el que el Zanjero había pretendido apoyar en la meta. Pero sus rivales, disciplinados, no solo los habían contenido, sino que tampoco habían cometido penales. La del drop era una buena -y única- solución.

Como lo había sido en otras ocasiones, por ejemplo con Benjamín Madero y su envío mortal al corazón de Alumni en el 2011 para ganar el título en La Plata.

La tribuna del CASI con dos hinchadas y sin policías (@URBA_ok).

La tribuna del CASI con dos hinchadas y sin policías (@URBA_ok).

Y mucho mejor que con alguien que había pasado por esa presión y sabía qué debía hacer. Sin embargo, apenas salió el disparo de Lamas, recto a los palos, mientras todo CUBA sufría porque la veía adentro, la bola se fue apenas afuera por el primer palo…

Primero hay que saber sufrir, saben en CUBA, un equipo que en el 2018 y 2019 estuvo a punto de descender y zafó recién en instancia de repechaje. Aunque hoy está lejos de eso. (El drop no lo estuvo tanto).