Inicio DEPORTES BOXEO De Gallardo a Maravilla y la guardia alta

De Gallardo a Maravilla y la guardia alta

0
De Gallardo a Maravilla y la guardia alta

Por momentos en la pelea que le ganó el jueves 27 por puntos unánime al británico Macaulay McGowan, al que mandó dos veces a la lona, Maravilla Martínez lució con la guardia baja. Aprovechando que es de River y la frase del Marcelo Gallardo, le preguntamos por qué no sube las manos.

Mirá también

Su respuesta: “Lo de bajar la guardia es una invitación. Yo no soy contragolpeador, soy tiempista, mi estilo es así. No soy atacante, pero si tengo que atacar, ataco. Tampoco soy un tipo defensivo, pero me puedo defender”.

Maravilla Martínez (Constanza Niscovolos).

Maravilla Martínez (Constanza Niscovolos).

“El otro día salí muy rápido y me quedé con el tiempo y la distancia del combate. Y cuando uno se queda con eso, los rivales no sacan golpes. Entonces, bajar las manos es algo muy bueno para mí porque obligo a que mi rival quede en evidencia, que se exponga ante los jurados. Además, con las manos abajo tengo mejor ángulo de golpe y golpeo más, no saben de dónde viene. Es una tortura que te bajen la guardia, entonces lo hago yo primero”.

Maravilla y el fútbol

Previo a ser boxeador, Maravilla hizo varios deportes. Entre ellos, fútbol. Y en serio. Hincha de River, por cercanía con el club, se probó en Los Andes. Y así contó cómo jugaba…

Maravilla en el Monumental, año 2012.

Maravilla en el Monumental, año 2012.

“El equipo estaba en el Nacional B y era la prueba de mi vida. Tenía 20 años, ya era grande, y tenía más ganas qué condiciones al fútbol. En realidad, tenía mis condiciones… Era delantero por la banda derecha, muy rápido. Hacía goles, muchos goles. No era talentoso, no era muy habilidoso, es decir, muy lejos de, con todo respeto lo digo, un tipo pensante como podría ser Riquelme. Yo les decía ‘tiren la pelota lejos que yo llego’, y llegaba. Físicamente estaba bien”.

Mirá también

¿Por qué no se dedicó si le iba bien? La respuesta es clara: “Yo había hecho otros deportes en mi vida, y después, con el tiempo, miro hacia atrás y ahora entiendo qué me pasó. ¿Por qué no encajé en el fútbol? Porque yo había hecho tres deportes individuales: frontón, tenis y ciclismo. De repente, mi cuarto deporte era colectivo. Fue difícil, porque yo estaba acostumbrado a confiar en mí y tenía que confiar en mis compañeros. Por eso pase del fútbol al boxeo, y me fue como anillo al dedo”.

La entrevista completa a Maravilla