Inicio FUTBOL INSTITUTO Valentina Flores, una historia gloriosa

Valentina Flores, una historia gloriosa

0
Valentina Flores, una historia gloriosa

06/02/2022


Le diagnosticaron Leucemia en el 2020 pero todo el pueblo albirrojo se puso en campaña para ayudarla. Hoy se encuentra en el último tramo del tratamiento a punto de darle victoria a su lucha. La familia nos envió una carta de agradecimiento.

En septiembre del 2020 la familia Flores, de Río Tercero, tuvo una noticia difícil: a Valentina le diagnosticaron Leucemia. Sus padres, que son socios de La Gloria, le solicitaron colaboración a los hinchas de Instituto. Allí nace esta historia.

Una pequeña Gloriosa necesita nuestra ayuda

Luego de muchos meses de sacrificio, y empujados por la ayuda de mucha gente, la familia de Valentina puede mandarnos esta linda carta de agradecimiento: “Hola a todos y todas. Somos la familia Flores de Río Tercero, nos conocieron por el caso de Valentina y queremos agradecerles por estar, por habernos ayudado, por cada colaboración, por cada oración. Fueron días difíciles los que nos tocaron vivir, pero gracias a la ayuda, el cariño de mucha gente, y el amor de Dios, salimos adelante. Les queremos contar que Valentina ya está muy bien. Gracias a Dios, el tomó el control, y junto a ella salieron adelante y victoriosos. En abril del 2021 pudimos volver a casa después de ocho meses de estar en Córdoba, hoy sigue con la etapa de mantenimiento (quimioterapia en pastillas) y esta parte termina en octubre de este año. ‘Valen’ hoy está grande, sana, creciéndole el pelito, es todo un personaje. Sinceramente y de todo corazón: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Fueron muchas personas que capaz no conozcamos, pero a cada uno les agradecemos por su hermoso gesto. Dios Bendiga cada uno de sus hogares y a su familia. Gracias a Instituto, a su Presidente y la gente de Prensa por permitirnos la oportunidad de contarles como está”, narraron.

Su papá Alfredo, su mamá Judith, Micaela (su hermana más grande) y Valentina, estuvieron en Alta Córdoba recorriendo el Monumental ¡Dios te bendiga, Valentina!