Inicio DEPORTES RUGBY Branca y Los Pumas: «El espíritu del equipo está quebrado»

Branca y Los Pumas: «El espíritu del equipo está quebrado»

0
Branca y Los Pumas: «El espíritu del equipo está quebrado»

Michael Cheika, quien fue asesor en Los Pumas en 2020, será su entrenador principal en cargo que asumirá en los próximos días cuando lo oficialice la Unión Argentina de Rugby, a la queMario Ledesma, pasó un 2021 para el olvido, con apenas 3 victorias, un empate y 8 derrotas. ¿Podrá el australiano enderezar el barco?

Mirá también

Olé convocó a Eliseo Branca, como voz histórica del seleccionado y el rugby nacional, para analizar la llegada de Cheika, entrevista que derivó, además, en un diagnóstico de Los Pumas y la ovalada nacional.  El Chapa, de 64 años, brilló en los 80 (llegó a ser considerado como integrante del equipo ideal del mundo) y hasta quedó en la historia del CASI por haberlo sacado campeón en el 2005 como entrenador, tras 20 años de sequía, título del 85 en el que estuvo como jugador.

Michael Cheika.

Michael Cheika.

-¿Cómo ves la llegada de Cheika?

-Acá el problema es humano, no pasa porque traigas un tipo de afuera que te enseñe, está todo inventado. Acá hay una cuestión de ganas, yo creo que el espíritu del equipo está quebrado. Yo trabajaría más sobre eso, ver que los tipos se motiven para entrar dentro de la cancha. Una cosa fue contra Nueva Zelanda en el 2020 y otra cosa fue el año pasado. En el rugby, la motivación es importantísima. Estar bien vos, tener un objetivo en común en el equipo, tener ganas de ir al entrenamiento, tener ganas de verse, extrañarse. Por más que vos le pongas lo que le pongas de pintura y lo tapes un poquito para que quede lindo, si lo de adentro está mal, no vas a poder.

Mirá también

-¿Un entrenador extranjero es ideal para este momento?

-Ojalá Dios quiera… Te juro por Dios, por mis hijas, que quiero que le vaya bien. Pero la verdad yo no sé si Cheika puede arreglar esto. No pasa por un entrenador. Acá hay un problema, un cáncer, una cosa adentro que no deja florecer la situación. Por más que venga Cheika, porque jugadores tenés. Habría que reforzar la primera línea, el apertura, buscar gente de más tamaño… Eso se puede arreglar, pero primero hay que arreglar lo otro. Están buscando el problema en un lugar que no es.

Branca con Los Pumas vs. Inglaterra en Ferro.

Branca con Los Pumas vs. Inglaterra en Ferro.

-¿Dónde está?

-El problema no está en juego, está en el corazón de este deporte. Es el espíritu, el amor, la pasión. Quizá estás hablando con un viejo, pero bueno, un viejo que ha recorrido un camino largo, no me faltó entrenar nada. Ha metido mucha mano gente que no entiende nada. En lugar de haber hecho una competencia interna… No va porque yo me quiero ir a Europa. Yo tengo ganas de jugar acá por Los Pumas, quedarme acá. Eso es lo que se perdió hoy. Vos lo que necesitas es gente con ganas, con amor, compromiso, con un plan a un futuro.

Mirá también

-¿A quién te referís?

-Todos le buscan la quinta pata al gato, pero lo que falta son ganas, falta motivación, falta querer representar a Argentina, falta compromiso. Pero no de parte de los jugadores. Son muchos años también que estos tipos (por la dirigencia de la UAR) nos han prometido el oro y el moro. Está bien, el país no ayudó, pero los clubes están cada vez peor, los jugadores que hoy vos ves son de una Intermedia o Preintermedia de la época en que yo jugaba. Han sacado jugadores para todos lados del mundo y no han creado una competencia interna atractiva para que el jugador se quede en Argentina. Yo creo que se crece de adentro para afuera, no al revés. Pero la verdad es que, como no tengo nada que ver ni me piden opinión…

Fernando Rizzi y Marcelo Rodríguez, los hombres fuertes de la UAR, rodean a Mario Ledesma cuando lo presentaron como DT de Los Pumas en el 2018.

Fernando Rizzi y Marcelo Rodríguez, los hombres fuertes de la UAR, rodean a Mario Ledesma cuando lo presentaron como DT de Los Pumas en el 2018.

-¿No te escuchan?

-No te van a escuchar. No quieren repartir el queso, olvidate. Y que se hagan cargo de los resultados. Yo pienso que el rugby cayó a nivel humano. El rugby es para que uno crezca, para que los hijos se eduquen, pero se ha perdido todo. La verdad es que no es el mismo rugby que yo jugaba. Ponele que ése haya sido un rugby antiguo, pero el espíritu, el fundamento, la piedra fundamental del deporte, qué es la amistad, el amor, la entrega, la pasión… Eso, la verdad es que yo no lo veo. Se ha perdido, no lo ves en Los Pumas. Se ha perdido en el rugby. Te mostraron espejitos de colores y no era el camino.

-¿No estás a favor de la competencia?

-Yo soy súper competitivo, yo creo en la competencia. Es más, yo traería jugadores de afuera como hacen todos los equipos del mundo. Si no tengo primeras líneas, te busco un samoano. Si yo entro ahí es porque tengo que ganar. Ponele que de alguna manera sea trampa, pero yo lo hago, yo voy a ganar. No me golpeó el pecho diciendo «noooooo, porque nosotros somos todos argentinos…». La verdad, con todo lo que está pasando afuera del rugby, con que Los Pumas no ganan más, con la decadencia de los clubes… así no va. Por ejemplo, con Los Pumas del 2007 fue bárbaro, los chicos querían jugar al rugby, vino un montón de gente. Pero ahora no es así, se está degradando todo. 

Mirá también

-A tu camada, la del 80, también la iban a ver…

-Sí, se jugaba de igual igual, se ganaba, se perdía. Hoy en día sabés que no vas a ganar, vas a participar. Después del primer Mundial, salvo en el 2007, Argentina nunca ha ido a competir. En el 2007 pasó que todo el mundo queríaía ir a Francia a ver ganar a Los Pumas. Hoy está la cosa… viste… porque jugadores tienen, son jugadores exitosos en todos lados pero menos acá.

-¿No creés que el el juego evolucionó con la llegada del profesionalismo?

-El rugby argentino no evolucionó, no te equivoques. Y yo estoy acuerdo con el profesionalismo, no te hablo mal de eso. Tenía que estar y hay que convivir con eso. Pero no la sangría que produjo y la falta de valores, la falta de entrenadores. Acá habla cualquiera. Cualquiera se sube al barco y empieza a manejar el timón. No pasa por el estudio, pasa por una actitud, porque vos hayas estado ahí adentro, peleando por tu país, por tu club, ganando campeonatos. Eso vos lo transmitís, lo que vos viviste. Hay gente que no ha vivido nada. Se ha perdido la magia. No hay mago que pueda cuando se pierde la magia, esto se perdió.